Si vas a pasar un largo tiempo en Alemania, lo recomendable es abrir una cuenta bancaria de algún banco alemán puesto que será más económico  y fácil que con tu banco habitual. Si sólo viajas por un breve tiempo y dispones de tarjeta de crédito de tu país de procedencia,  pregunta en tu banco si puedes utilizarla en cajeros EC.

Merece la pena buscar y comparar bancos y Sparkassen (caja de ahorro) alemanas puesto que los servicios, condiciones y precios ofertados por ellos son muy variados y oscilan mucho entre ellos. La mayoría de bancos y cajas de ahorro ofrecen servicios a través de internet, otros incluso son totalmente virtuales como Comdirect y Consors.

Una alternativa de gran peso ante los bancos es la cuenta Postbank, una opción más barata que los bancos trandicionales  y además dispone de mostradores Postbank en todas las Deutsche Post (oficina de correo). A través de esta alternativa puedes sacar dinero de la cuenta simplemente con presentar  tu carnet de identidad o pasaporte.

Para abrir una cuenta bancaría necesitarás carnet identificativo y dirección de Alemania. Tienes varias opciones:

  • GIROKONTO (Cuenta Corriente) te permite sacar dinero con tarjeta EC en los cajeros de tu banco alemán, realizar transferencias y domiciliar pagos de cantidades fijas o variables.
  • SPARBUCH (Cuenta de ahorro) es ideal si quieres ahorrar dinero puesto que te proporcionarán una libreta, podrás realizar depósitos y tendrás mejores intereses pero debes tener en cuenta que este tipo de servicio bancario no permite ni domiciliaciones ni transferencias.

Antes de abrir una cuenta bancaria es recomendable que consultes si una vez abierta la cuenta puedes sacar dinero inmediatamente, si puedes realizar transferencias y domiciliaciones, los gastos de dejar la cuenta al descubierto, los gastos de la cuenta, cómo obtener una tarjeta EC y dónde puedes sacar dinero sin gastos entre otras cuestiones importantes.

Las tarjetas de crédito más comunes en Alemania son Eurocard, Mastercard y Visa. Dispondrás de un PIN de 4 dígitos con el cuál podrás sacar dinero de la mayoría de los cajeros de Alemania y Europa. Se debe tener cuidado con las comisiones puesto que varían según el tipo de tarjeta y la transacción que se realiza.

Con respecto a las transferencias, dentro de Alemania son ágiles y se efectúan con normalidad, por el contrario, las transferencias internacionales suelen tardar varias semanas y más aún si los bancos no están afiliados. Por último, saber que los bancos alemanes son bastante conservadores a la hora de conceder créditos u otras transacciones.

En conclusión, los bancos en Alemania son muchos, ahora bien, nuestra recomendación es clara, si no tienes conocimientos de alemán y en el banco o caja de ahorros al que te dirijas no hablan inglés o español, abre la cuenta de manera online. A través de internet te será mucho más sencillo rellenar los documentos y es igual de seguro puesto que al cabo de un tiempo te llegará al correo el contrato.

Los documentos requeridos en estos casos suele ser el Anmeldung y el Pasaporte o DNI.