Encontrar empleo se vuelve más complejo en tiempos de crisis, donde es frecuente encontrarse en un proceso de selección en el que existen cientos de personas (con perfiles profesionales similares) compitiendo para un mismo puesto. Solo las personas que saben destacar son las que logran superar las distintas fases del proceso de selección con éxito.

Sin-título-1

 

Para ser un candidato destacado se consideran distintas cuestiones en función de la fase en la que se encuentra; a continuación se detallan:

Fase 1. Envío de Curriculum Vitae

Los reclutadores y personal encargado de los Recursos Humanos no suelen tomarse más de 3 minutos en cada CV, no importa lo extenso que este sea. Considerando que una misma persona revisará cientos de CV en un mismo día, facilitarle el encontrar la información más adecuada de nuestro perfil profesional de forma rápida y sencilla, nos garantizará que el reclutador se interese en nosotros y es posible que seamos llamados para las fases posteriores, y mucho más propensos a encontrar empleo.

Consideremos las siguientes pautas para estructurar y crear nuestro CV:

  • Orden: nuestro CV debe llevar un orden específico en el que se incluya la información de un mismo tipo en un mismo bloque. Por ejemplo, podemos ordenarlo incluyendo nuestra formación profesional y académica primero y nuestra experiencia después. Y dentro de cada bloque llevar a la vez un orden, por ejemplo, dentro de la experiencia profesional estructurarla por fechas.
  •   Claridad: presentar la información de forma clara, sin necesidad de incluir detalles sin importancia.
  • Honestidad: es importante ser sincero en lo que se incluye en el CV ya que, aunque el reclutador no lo detecte en esta fase, se detectará en las siguientes.
  • Concisión: procurando que toda la información relevante quepa en una o dos páginas. Evitando las redacciones largas de temas sin relevancia. Es mejor que se enlisten las cosas que realmente importan y que nos hacen los candidatos adecuados para encontrar empleo en la empresa a la que hemos enviado el CV.
  • Cuidado en los “detalles”: aunque para mucha gente los errores ortográficos creen que son insignificantes a la hora de buscar empleo, está demostrado que la mayoría de los reclutadores toman en cuenta la ortografía, y además, pueden llegar a desechar algún candidato por este error. Se aconseja leer todo el contenido antes de su envío.

Fase 2. Entrevista laboral

Si tu CV pasó el primer filtro y logró destacar entre los cientos de CV que se recibieron, lo más probable es que el reclutador te llame para realizar una entrevista laboral. Esta es un tema que la mayoría de personas que desean encontrar empleo temen, ya que no todas se sienten lo suficientemente seguras para responder las preguntas correctamente. Te recomendamos un post anterior en el que ya te hablábamos de las claves para superar una entrevista de trabajo  y a este le sumamos algunos otros consejos:

  • Conoce a la perfección tu propio CV: aunque parezca obvio, hay personas que llegan a una entrevista sin recordar lo que han incluido en su CV. Se trata de que demuestres que lo que está ahí incluido es real y que sabes de lo que hablas.
  • Controla los nervios: estos son tu peor enemigo ya que por causa de estos puedes llegar a omitir dar información valiosa al reclutador, o aparentar que estar mintiendo.
  • Se respetuoso: recuerda que tu estas intentando “vender” tus cualidades ante el reclutador y eres ti quien desea encontrar trabajo, no entres en demasiada confianza como para hacer sentir al reclutador incómodo. Por tanto, está prohibido decir malas palabras o referirse a otras personas en tonos despectivos.
  • Prepárate para otras entrevistas: un reclutador puede querer hacer una entrevista por otros medios (teléfono o Skype, por ejemplo), o usando alguna otra técnica como las dinámicas de grupo. Recuerda que no importa el formato de la entrevista, las reglas son las mismas.

Fase 3. La espera hasta la resolución

Después de que sales de una entrevista laboral puedes sentirte de alguna manera aliviado, pero conforme comienza a pasar el tiempo después de la misma es posible que te empieces a sentir inquieto. Recuerda:

  • Sigue las indicaciones de tu reclutador: si te indica que te llamarán, espera saber de el. No le hostigues con correos diarios preguntando sobre el proceso de selección.
  • Agradece: tanto si fuiste seleccionado, como si no lo has sido, da las gracias a tu reclutador por el tiempo e interés en tu perfil.