Partimos de un mes de marzo en el que comenzaron mejoras destacadas para el  Mercado Laboral.

Durante el mes pasado, la afiliación media a la Seguridad Social se incrementó en su mayor estadio desde el año 2014 con 175.495 cotizantes. Se han conseguido 17 millones de afiliados, un dato inmemorables desde el año 2012.

Según los datos del Ministerio de Trabajo, concluimos el mes de abril con 118.923 desempleados menos, lo que suponen 4,3 millones.

Las estadísticas relucen que abril es un mes bueno para el Mercado Laboral en España.

Este año en abril ha sido la Semana Santa y además, a lo largo de este  mes de Mayo ya empieza a repuntar la contratación de fijos discontinuos para la temporada de verano a consecuencia del factor servicios que generó 75.500 nuevas afiliaciones.

El comercio logró 17.900 nuevas afiliaciones pero la mejora ha sido generalizada para todos los sectores.

La ministra de Empleo, Fátima Báñez muestra que “la recuperación en España se fortalece con una creación intensa de empleo”.

Como es sabido, no es todo positivo ya que la calidad del empleo sigue siendo precaria. Las ofertas de empleo a tiempo parcial aumentan aunque a un ritmo menos avanzado que hace meses.

En abril el porcentaje de afiliados con contrato indefinidos ha descendido hasta el 49 por ciento.

La contratación indefinida creció en marzo un 20 por ciento llegando a 144.291 de contratos indefinidos pero en abril volvió a los 123.549 lo que se redujo al 14,5 por ciento en comparación con el mes anterior. Hay que tener en cuenta que más de 40 por ciento del empleo indefinido es a tiempo parcial.

Es cierto que marzo fue especial por convivir dos subsidios principales para incentivar los contratos indefinidos:

-Tarifa plana de 100 euros para las cotizaciones de esos nuevos contratos.

-Reducción de 500 euros en la cotización