imagen-reducida

 

El primer semestre del año cierra con la buena noticia de que el desempleo ha descendido en junio. El paro registrado en los Servicios Públicos de Empleo disminuyó en 94.727 personas.

Como se sabe por cifras históricas de años anteriores, gracias a los meses de verano el empleo tiene en general un buen comportamiento.

Con éste último dato cumplimos 21 meses consecutivos (desde octubre de 2013) de descenso del paro.

La cifra de parados se sitúa aún en 4.120.304, que a pesar de ser elevada, es la menor cifra desde agosto de 2011.

El paro disminuye en todos los sectores de actividad económica respecto al mes anterior, salvo en agricultura donde se incrementa en 7.027 personas.

El sector servicios tiene la caída de paro más significativa con 61.887 parados menos, cifra que es acorde al incremento de la actividad turística del periodo.

También disminuye el paro en el sector industria (14.139 parados menos), y en construcción (11.706 menos).

El descenso del paro se ha visto en todas las comunidades autónomas, especialmente en Cataluña (20.592 parados menos), la Comunidad de Madrid (14.090 menos), y Castilla y León (8.255 desempleados menos).

Se tiene también una tendencia favorable a la estabilidad de empleo ya que se incrementa el número de contratos indefinidos. 41.234 de estos contratos proceden de conversión de contratos temporales en fijos.

Por tanto podemos concluir que, a pesar de que sigue siendo necesario recuperar los niveles de empleo que se tenían antes a la crisis, las cifras de paro registrado, contratación y afiliación a la Seguridad Social tienen una valoración positiva en el último mes de junio.