Cuando nos disponemos a buscar un empleo, el CV es nuestra carta de presentación para las empresas, y por tanto hay una serie de errores comunes a tener en cuenta para que nuestro CV no sea desechado directamente y tengamos la oportunidad de mostrar nuestras competencias directamente frente al entrevistador. Aquí te presentamos los 10 errores más comunes:

  • El personal de recursos humanos o el entrevistador ya saben que se trata de un CV, por lo que no es necesario escribirlo como cabecera del mismo. Aprovecha este espacio para poner tu nombre o tus datos personales de manera que sea fácil y rápido visualizarlos.
  • Evita poner datos de contacto que no parezcan profesionales. Una de los errores más comunes es indicar un correo electrónico antiguo y de carácter jocoso. El mejor formato es nombre.apellidos@…
  • En caso de que decidas incluir una fotografía, altamente recomendado, incluye una actual y que muestre tu aspecto profesional. Evita poner fotografías recortadas de mala calidad o con fondos inadecuados.
  • Intenta mostrar el CV de una manera ordenada y con una estructura lógica, datos personales, estudios, trabajos y otras observaciones. Está muy mal considerado un currículum desordenado y sin estructura, pues puede decir mucho del candidato.
  • Si te decides por realizar un curriculum cronológico, lo más adecuado es estructurarlo de manera cronológicamente inversa, es decir, que lo último que hayas realizado sea lo primero que se muestra. Esto ayudará al entrevistador a centrarse en tus últimos trabajos y por tanto en tus últimas experiencias y conocimientos adquiridos, ahorrando tiempo al personal de recursos humanos.
  • Uno de los aspectos más a destacar, es dotar de especial importancia los logros que hemos conseguido desarrollando nuestras actividades. Para los entrevistadores, no es suficiente con conocer cuál es el puesto que has desempeñado, si no quieren conocer como ha sido la trayectoria en el mismo y los éxitos alcanzados.
  • Los CV demasiado extensos tiene una alta probabilidad de terminar directamente en la papelera. El departamento de recursos humanos recibe muchos documentos a lo largo de una semana, por lo que necesitan claridad y concisión a la hora de leerlos. Un máximo de 2 páginas es lo recomendado, si se extiende más, elimina aquellos datos que sean más irrelevantes.
  • Los errores de ortografía es el error más común y el que más penaliza. Generalmente cuando un CV tiene faltas de ortografía ni es leído por los entrevistadores, por lo que debes de revisarlo y corregirlo varias veces antes de enviarlo.
  • Los encargados de realizar los procesos de selección son personas con mucha experiencia, por lo que generalmente encuentran rápidamente cuando el CV ha sido adornado para aparentar más de lo que en realidad es. Sin embargo, decir la verdad no significa no hacer “vendible” tu curriculum.
  • A excepción de que busques un empleo como creativo de publicidad o puestos similares, evita realizar un curriculum complejo o muy adornado, la sencillez facilita la lectura.