¿A que nos referimos cuando hablamos de empleabilidad 2.0?

Definimos empleabilidad como la capacidad que posee una persona para encontrar empleo, y/o mejorarlo en el caso de que lo tuviera, del modo más rápido y en las mejores condiciones posibles.

Entre los factores que entran en juego se encuentra la formación, la experiencia y las cualidades y actitudes personales.

Los empleados deben de adaptarse a la demanda del mercado de trabajo y a los cambios para llegar a reciclarse y no quedarse atrás en sus conocimientos y habilidades laborales.

Actualmente este juicio es la clave para la vida en el mundo laboral, por lo que es muy importante que se vigile el nivel de empleabilidad que un sujeto posee tanto dentro de la organización, en la que trabaja o quiere trabajar, como en el resto del mercado de trabajo.

El mercado laboral contemporáneo se encuentra inmerso en una mecánica en la que tienden a ocultarse los contratos de por vida y se avanza hacia la gradual flexibilidad de los empleos. Esto nos obliga a estar lo mejor preparados posible para poder luchar contra estos cambios, y por lo tanto resulta muy beneficioso contar con una alta empleabilidad.

En líneas generales las empresas aun valoran mucho características tales como:

-La experiencia

Formación académica y complementaria.

Competencias profesionales y Valores.

Comunicación y relaciones interpersonales.

Resolución de problemas.