En Alemania la cantidad de compañías telefónicas es increíble, por eso, dependiendo de tus necesidades (llamadas, paquetes de datos o mensajes de texto) podrás acudir a una u otras. Para comenzar por tierras germanas puedes decidirte por las tarjetas de prepago que se venden en los supermecados ALDI o LIDL. Ahora bien, si te decides por contratos siempre puedes consultar en los establecimientos y comparar porque las tarifas suelen variar.

Actualmente en Alemania, el mercado de la telefonía móvil está compuesto por cuatro compañías telefónicas: T-Mobil (gestionado por Deutsche Telekom), vodafone, E-plus y O2. Este último, es una empresa joven pero que actualmente está consiguiendo ganar una gran cantidad de cuota de mercado. A la hora de elegir compañía y que tipo de tarjeta necesitas debes tener en cuenta, las tarifas al país al que quieres llamar, la duración de tus llamadas, su frecuencia y el horario en las que las realizas.

Las llamadas se cobran por minuto incluso las nacionales,  el precio de la llamada varía según el horario, día y distancia entre la que los sujetos realicen la llamada. A consecuencia de ello existe el servicio Call by call. Este servicio, es la forma más sencilla de ahorrar dinero cuando  quieres llamar fuera del radio de 50km. Consiste en un operador alternativo al que uses habitualmente y funciona a través de una línea fija de Deutsche telekom, que permite que estas llamadas sean más económicas . Algunas de estas operadoras no requieren el alta en sus servicios y las llamadas van integradas en tu factura de teléfono habitual.

Para llamadas internacionales resulta más económico  tener una tarjeta de prepago exclusivamente para llamadas al extranjero. Las tarjetas de prepago proporcionan muchas ventajas como tarifas más baratas, realización de llamadas desde cualquier teléfono y  facilidad para controlar el gasto.

Las facturas de la compañía telefónica son mensuales y dispones de 14 días para efectuar el pago desde su expedición. Si no lo llevas a cabo, recibirás un recordatorio y deberás pagar una sanción adicional al importe de la factura.

Alemania opera con una red GSM, lo que te permitirá viajar desde cualquier parte de Europa a Alemania sin perder tu conexión de red. Aunque es aconsejable llevar el teléfono liberado para evitar posibles problemas con la red y sólo necesitarás una nueva tarjeta sim para poder realizar llamadas con total normalidad.

Respecto a las telecomunicaciones en Alemania, la mayoría de las líneas fijas alemanas pertenecen a Deutsche Telekom, una empresa alemana que hace ya algunos años ejerció una situación de monopolio sobre este sector, pero que gracias al incremento de la competencia, ha perdido importancia en el mercado a la vez que se ha reducido el precio de las llamadas.