El lenguaje no verbal es un proceso de comunicación, generalmente inconsciente, mediante gestos, postura, expresión facial, etc. Es una cuestión que no solemos tener en cuenta a la hora de prepararnos para una entrevista de trabajo y que no podemos ignorar.

  1. Apretón de manos. La forma en la que se da la mano puede decir muchas cosas sobre las personas implicadas. Al saludar a nuestro entrevistador con un apretón de manos no debemos olvidar:
    • El apretón durará unos tres segundos, aunque depende de la persona que lo inicia.
    • No debes dar la mano con la palma ni hacia arriba ni hacia abajo, esto indica sumisión y dominación respectivamente.
    • No mantener el brazo rígido ya que se relaciona con personas agresivas.
    • No apretar demasiado ni dejar la mano flácida. Lo recomendable es dar un apretón firme.
    • Es bueno mantener el contacto visual.
    • También es positivo sonreír ligeramente.
    • Debemos tener las manos limpias. En el caso de sufrir de sudoración excesiva, procuraremos secarlas antes.
  2. Distancia. El entrevistador suele mantenerse a una distancia de entre 120 y 360 centímetros. Intentaremos no acercarnos más de lo necesario para no incomodarlo.
  3. Mirada.
    • Es importante mantener el contacto visual con el entrevistador.
    • No debemos mantener la mirada fija todo el tiempo o podría resultar intimidante.
    • No parpadear rápido ni mucho.
  4. Voz.
    • No bajar ni alzar demasiado la voz.
    • Hablar de forma clara y sin vacilar, debemos parecer seguros de lo que decimos.
  5. Gestos y postura.
    • Si giras ligeramente la cabeza hacia la derecha denota que lo que el entrevistador te dice te interesa. Si por el contrario la bajas, puede parecer que desapruebas la información. Mantener la cabeza recta es un gesto neutral.
    • Asentir de vez en cuando con la cabeza muestra que le estás escuchando.
    • Intenta no retreparte en la silla ni sentarte en el filo. Siéntate recto, sin parecer nervioso o estresado.
    • No cruces los brazos ni las piernas, indicaría una posición de defensa.
    • Procuraremos no mover las manos en exceso, así como no entrecruzar los dedos ya que puede indicar hostilidad.
    • Gesticular con las palmas hacia arriba significa honestidad.
    • No mires el reloj, puede parecer que te aburres o tienes prisa por marcharte.