Una carta de presentación es un documento que acompaña al CV para ofrecer una información adicional acerca de ti mismo, del empleo que quieres conseguir, el deseo de trabajar con la empresa seleccionada o qué diferencia tu cualificación para ser diferente de la competencia. Pero la carta de presentación no solamente cumple la función de acompañar, sino que te permitirá motivar a la persona encargada de recursos humanos a leer tu curriculum con mayor detenimiento.

Existen 2 modelos de carta de presentación que varían en función de la situación el método de búsqueda de empleo que estemos realizando.

  • Carta en respuesta a una oferta de empleo. La ventaja principal que ofrece esta situación es que la empresa necesita un trabajador, por lo que muestra una actitud positiva respecto a los CV y cartas de presentación que reciba. Sin embargo, esa actitud no indica que el trabajo ya esté hecho, si no que con la carta de presentación lograremos esa ventaja competitiva que nos diferenciará del resto de candidatos y que conseguirá que el puesto de trabajo sea nuestro.

Ya que tenemos la ventaja que conocemos el perfil y puesto solicitado, deberás hacer especial atención en orientar la carta de presentación hacia esas cualidades concretas.

  • Carta en autocandidatura. En esta situación la carta de presentación obtiene especial importancia dado que la empresa no está solicitando candidatos, por lo que el recibimiento de tu CV no debería de causar impresión. En la carta de presentación deberá constar toda aquella información que te ha motivado a elegir esa empresa y porqué quieres trabajar en ella. En la mayoría de ocasiones, si es interesante, las empresas las archivan para posteriores procesos de selección.

Cuando busques empleo, recuerda la importancia de una carta de presentación, puesto que con ella motivarás al entrevistador a ponerse en contacto contigo y te diferenciaras del resto de demandantes.