El pasado lunes 23 de Marzo se publicó el Real Decreto-ley 4/2015, de 22 de marzo, para la reforma urgente del Sistema de Formación Profesional para el empleo en el ámbito laboral.

El Sistema de Formación Profesional para el empleo ha permitido la difusión y universalización de una cultura de formación que alcanza a más de cuatro millones de trabajadores/as al año en la actualidad y a más de 478.000 empresas participantes sólo en la denominada “formación a demanda”. Este Sistema integra la formación ocupacional y la formación continua.

Se desarrollará un SISTEMA EFICIENTE de formación que acompañe a los/as trabajadores/as en su acceso, mantenimiento y retorno al empleo.  Se reconoce explícitamente el derecho individual a la formación de lo/as trabajadores/as y prioriza las acciones formativas relacionadas con las Nuevas Tecnologías o la Internacionalización de la empresa. Se potencia la formación Online frente a la formación a distancia tradicional (desaparece la modalidad distancia a partir del 1 de enero de 2016).

No será obligatorio que las acciones formativas estén referenciadas a las especialidades formativas del Catálogo de Especialidades Formativas. La entidad (Centro de Formación) que imparte debe estar inscrita en el Registro Nacional.

La entidad Organizadora puede ser una entidad externa. Estas entidades serán las que contraten la formación, en el caso de no ser ellas las que impartan.

Ni la actividad de la organización ni de la impartición podrán ser objeto de subcontratación.

En el nuevo Modelo todas las empresas participarán en alguna medida con sus propios recursos en la financiación de la formación de sus trabajadores/as.

Las medidas llevadas a cabo, serán de aplicación en todas las Administraciones pública, y estará al servicio de empresas y trabajadores/as. Los Agentes Sociales y la Negociación Colectiva deben liderar el diseño estratégico de una formación que responda de manera eficaz a las necesidades reales de empresas y trabajadores/as.

Más que un cambio de Modelo se trata de una Reforma contra el Fraude “Principio de Tolerancia Cero contra el Fraude”. Se creará una Unidad Especial dentro de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social para el control de las actividades de formación con capacidad efectiva de sanción por irregularidades.

Necesitamos REFORMAS donde se conecte las necesidades reales de formación con el Mundo Laboral. Uno de sus fines es “mejorar las competencias profesionales e itinerarios de empleo”.No obstante, se implantarán medidas para recoger tendencias de la economía (sectores en crecimiento), que exijan adaptación o actualización de las personas trabajadoras.

Para acreditar el historial Formativo de las personas trabajadoras y orientar su formación hacia la mejora de su empleabilidad, se implantará la “Cuenta-Formación”.

La Tele-Formación agilizará el procedimiento aportando eficacia y flexibilidad a la tramitación administrativa. Se incluye la posibilidad de impartición en la propia empresa.

El “cheque-formación” se llevará a cabo para que la persona desempleada elija la entidad donde desea formarse, sin perjuicio del asesoramiento previo y seguimiento por parte del Servicio Público de Empleo. El 54% de las personas es desempleo no ha superado la educación secundaria.

La formación que no se realice dentro de la empresa únicamente podrá impartirse por entidades formativas acreditadas y/o inscritas. Asimismo, estas entidades no podrán subcontratar con terceros la ejecución de la actividad formativa que les sea adjudicada.