Piensa en una manzana con un mordisco en su lateral ¿Te recuerda a alguna marca? Si tu respuesta es afirmativa, eso es Branding Este término, empleado en el ámbito de la mercadotecnia, es el proceso implicado en la creación de un único nombre y la imagen de un producto en la mente de los consumidores, sobre todo a través de campañas publicitarias. Su objetivo primordial es por tanto el establecer una presencia significativa y diferenciadora en el mercado que atraiga y retenga a los clientes.

Algunos tipos de branding son los siguientes:

  • Digital Branding    Consiste en el manejo de la marca en las redes sociales ya sea en una página web, SEO (Search Engine Optimization) o social media: twitter, Facebook, Linkedin…
  • Cause Branding    Reside en alinear la marca de la organización a una causa caritativa o responsabilidad social corporativa
  • Country Branding    Radica en el esfuerzo que se lleva a cabo para atraer turistas y nuevos negocios a un país, ya que un país también es una marca
  • Personal Branding    Proceso mediante el cual las personas y sus carreras están marcadas como marcas, es la forma en que un individuo construye su reputación

Nos centraremos en el personal branding más a fondo.

¿Qué es el Personal Branding?

Quizás este anglicismo no te sea un término familiar… pero si hablamos de marketing personal estamos seguros que sabes en qué consiste. El marketing surgió en el ámbito empresarial pero con el tiempo se fue diversificando y ampliando su campo de actuación a otras áreas como la profesional.

Dada la situación laboral en la que nos encontramos inmersos, donde las oportunidades de empleo son escasas y la competencia entre postulantes es cada vez mayor, es preciso salir del anonimato y destacar haciendo uso de las múltiples estrategias que tenemos a nuestra disposición como la que en este caso te mostramos.

El Personal Branding o marca personal reside en emplear los mismos recursos para posicionar una marca pero aterrizados a nivel personal, con el objetivo primordial de diferenciarte del resto de los candidatos y al mismo tiempo generar una imagen que te permita obtener el empleo deseado.

De este modo el Personal Branding o marca personal se constituye como un útil recurso que contribuye a mejorar el desarrollo personal y profesional de quien lo practica.

Beneficios del personal branding

  • Construir o reposicionar tu imagen profesional o laboral
  • Maximizar un proyecto personal para su posterior logro
  • Liderar satisfactoriamente el cambio
  • Neutralizar conflictos con terceros
  • Ser distinto y único: destacar
  • Capitalizar nuevas oportunidades
  • Aumentar la autoconfianza

¿Cuándo empezar?

De acuerdo con Andrés Pérez Ortega, pionero y uno de los principales expertos en lo que atañe a estrategia y branding personal en España y Latinoamérica, una de las principales cosas que has de tener en cuenta antes de diseñar tu proyecto de branding personal es que ‘ni las personas somos productos ni nos vendemos’. De ahí la necesidad de tener una oferta, un producto: algo por lo que alguien esté dispuesto a pagarnos.

‘Lo único cierto es que cuando una persona se “vende” no es precisamente algo positivo porque está sacrificando su cuerpo, sus valores o su identidad a cambio de una compensación económica o emocional. Lo que vendemos es nuestro trabajo, que es equivalente a nuestro producto o servicio’

Andrés Pérez Ortega

Por lo expuesto con anterioridad se deduce que debes comenzar tu personal branding en el momento en el que se manifieste una necesidad, toma de conciencia o prioridad. Preferentemente, antes de tener que afrontar un problema, para así poder ganar tiempo y capitalizar nuevas oportunidad como se mención con anterioridad.

En definitiva…

No debes olvidar que el personal branding es algo que puede ofrecerte muchas oportunidades tanto profesionales como personales, por lo que consecuentemente la marca personal más impactante no tiene por qué ser aquella que se aleje de este último plano, sino lo opuesto.

A través de tu marca personal has de mostrarte tal y como eres, no como te gustaría ser, por lo que has de vincular el aspecto profesional al personal. No debes pretender por lo tanto que aquella empresa por la que muestras interés te perciba de una determinada manera que diste de la realidad, mediante el uso de adornos, enfatizando o minimizando ciertos aspectos que adulteran lo que realmente eres  y que no muestran todo cuanto puedes aportar en realidad.

Teniendo en cuenta estos aspectos, trazar tu personal brandig es sumamente beneficioso ya que supone otro recurso añadido que te puede hacer destacar del competitivo mercado laboral, dejando de lado el ser ‘uno más del montón’ y mostrándote como lo que verdaderamente eres: un profesional único y diferente al resto. Haz uso de ello y ‘véndelo’.