En la actualidad, buscar un empleo puede suponer un trabajo en sí mismo debido a la escasez de demanda y al exceso de oferta por parte de desempleados. Por ésta razón, no se puede dejar la búsqueda de empleo a la arbitrariedad, sino que establecer una buena y ordenada planificación aumenta considerablemente tus oportunidades de encontrar el empleo que necesitas.

Para comenzar a planificar tu búsqueda de empleo, es requisito indispensable que todas las actividades, reacciones, lugares, entrevistas etc, queden registradas. Por tanto, deberás hacer es crear un documento con varios apartados en el que anotes:

  • Objetivos a conseguir. Dejar claro qué tipo de trabajo o qué pretendes conseguir es esencial. En algunas ocasiones se está dispuesto a optar a cualquier trabajo sea cual sea la compensación económica, o en otras el puesto buscado es de carácter específico ya que está orientado a mejorar el trabajo actual. Dejar claramente definidos estos objetivos nos ayudará a comenzar a la búsqueda en unos lugares u otros.
  • Bolsas de empleo suscritas. La oferta actual de bolsas o portales de empleo es numerosa, por lo que tienes que registrar todas y cada una de ellas de las que tomas parte, para que posteriormente se haga una revisión exhaustiva sin cometer olvidos.
  • Ofertas de empleo. Cuando te suscribes a 20 ofertas de empleo en diferentes portales, existe una alta probabilidad de olvidar la revisión de alguna de ellas. Por ello, debes apuntar qué oferta y en qué momento se realizó la suscripción, así podrás comprobar cuál es el estado del proceso de selección, si avanza o si han declinado tu candidatura y hay que señalarla como finalizada.
  • Posibles motivos por los que una oferta ha sido rechazada. Investigar y conocer las causas por las que te han rechazado en un proceso de selección, te ayudará a mejorar de cara a las siguientes candidaturas y a no cometer de nuevo los mismos errores.
  • Planificación de tiempo para cada actividad. Dedicar un tiempo aleatorio a la búsqueda de empleo hace que el porcentaje de fracaso aumente, por lo que debes establecer unos horarios, como si de un trabajo se tratase, para cada actividad que quieras realizar.

Una vez que hayas planificado y documentado todas las actividades a realizar, tendrás una ruta de actuación que te ayudará a conseguir tus objetivos de manera ordenada, aumentado la probabilidad de éxito y por tanto de conseguir un puesto de empleo que se adapte a tus necesidades.