El job shadowing -o período de observación profesional- es una de las técnicas más comunes una vez incorporada la persona en la empresa.

Este término proviene de los detectives privados y significa literalmente “trabajo en la sombra” y se basa en observar al experto.

La persona que observará al experto deberá estar en su mismo entorno y seguirle durante toda su  jornada laboral.

La observación, es una técnica de aprendizaje. Le permitirá a la persona que acaba de incorporarse, tener conocimiento sobre el nuevo empleo que le depara.

En esta técnica de aprendizaje por observación, el nuevo empleado actúa como observador, lo que le permite tener una idea del trabajo que va a empezar a realizar.

Esta técnica se utiliza en empresas privadas, ámbito educativo y  como nueva técnica de coaching para formar a líderes o grupos de trabajo.

Las tres ventajas más destacadas:
Gracias a esta técnica el nuevo empleado conocerá:

El conocimiento fundamental de la Organización (Know-How).

La Cultura empresarial, sus valores y costumbres.

Liderazgo: le permite identificar las prácticas del Lider.