Las Soft Skills o las habilidades sociales”blandas” están relacionadas con el cociente de inteligencia emocional. Se trata del conjunto de rasgos de personalidad, habilidades sociales, comunicación, lenguaje, el optimismo y la amistad que caracteriza las relaciones entre personas.

Las Hard SKills o habilidades duras corresponden con la parte del Cociente Intelectual de una persona, se refieren a los conocimientos técnicos y/o específicos exigidos. Se trata de la capacidad para realizar unas determinadas tareas.

Algunas de las competencias “blandas” más valoradas por las personas que realizan los procesos de selección son:

  •    Capacidad para trabajar en equipo.
  •    Compromiso e implicación.
  •    Responsabilidad.
  •    Proactividad.
  •    Capacidad para tomar decisiones y resolver problemas.
  •    Capacidad para planificar, organizar y priorizar el trabajo.
  •    Actitud positiva.
  •    Capacidad de comunicación.
  •    Empatía.
  •    Flexibilidad.
  •    Creatividad.
  •    Resistencia al estrés.
  •    Inteligencia emocional.
  •    Ganas de aprender.
  •  Motivación y Autoaprendizaje.