Algo imprescindible para viajar a Alemania es disponer de un pasaporte que esté vigente durante tu estancia en dicho país. Visas, permiso de residencia o de trabajo sólo serán necesarios en el caso de los ciudadanos de fuera de la Unión Europea.

Algo esencial a realizar es el Anmeldung. Sí, Anmeldung, o como nosotros diríamos, el registro. Se trata de un certificado de empadronamiento. Es primordial, imprescindible, ya que se necesita para casi todo: alquilar piso, abrirte una cuenta bancaria, apuntarte a clases e incluso para sacarte el carnet de la biblioteca.

La Almendung se realiza en los ayuntamientos de cada ciudad, pero cuidado, porque si donde vamos a residir es una gran ciudad nos tendremos que dirigir al Bürgeramt que suele ser el ayuntamiento de cada barrio.

Consejos:

  • A la hora de registrarse, se recomienda pedir cita previa para no tener que esperar.
  • Lleva contigo un documento que certifique el lugar en el que vives.
  • A la hora de registrarte tendrás que rellenar un formulario, así que diccionario en mano o con un amigo que tenga conocimientos de alemán, ármate de paciencia para completarlo.

Lo ideal es que antes de viajar, es ver o revisar algunas viviendas a través de páginas online para que el proceso sea menos tedioso o llevar una idea sobre la vivienda más adecuada para ti. Para tus primeras semanas en Alemania buscando residencia, existe la opción de alojarte en hoteles u hostales que ofrecen tarifas mensuales para huéspedes  que se alojan durante un breve periodo de tiempo mientras realizan la búsqueda de su alojamiento definitivo.

Tienes diversas alternativas de tipo de vivienda o residencia que se adaptan a ti según tus necesidades:

  • Viviendas en alquiler: es adecuado cuando viajas con familia o en compañía de otras personas, puesto que dispones de más espacio, sin necesidad de compartir las zonas comunes como cocina, baño o salón con gente nueva o extraña. Esta opción es la más cara en comparación con las demás, porque debes asumir el coste de la totalidad del alquiler y además, los dueños alemanes suelen ser muy exhaustivos y exigentes en la selección de sus inquilinos.
  • WG o Wohngeneinschaften (pisos compartidos) es lo más común entre estudiantes y jóvenes profesionales. Si viajas solo, se trata de una perfecta oportunidad para conocer gente nueva e impregnarte de la nueva cultura y costumbres del país.Las páginas más utilizadas son:

             wg-gesuscht.de

             http://www.immobilienscout24.de/

  • Alojamiento temporal: es otro tipo de arrendamiento, en especial para personas que sólo desean permanecer un corto periodo de tiempo. El inquilino del piso o apartamento alquila su habitación a otro inquilino durante un pequeño intervalo de tiempo. El contrato no es entre propietario e inquilino, si no entre inquilino y el nuevo inquilino que ocupa su lugar.
  • Residencias de estudiantes: muchos de estos alojamientos para estudiantes nacionales y extranjeros están subvencionados y resultan mucho más económicos que los anteriores alojamientos. Estas subvenciones están muy limitadas y hay que pedirlas con la antelación suficiente en la organización de servicios estudiantiles local (Studentenwerk).

La búsqueda de domicilio se puede realizar a través de diferentes vías, por anuncios en los periódicos locales, vía Internet o a través de agencias inmobiliarias. Esta última opción es la menos económica porque se llevan una parte de comisión aunque es la alternativa más rápida y fiable.

Una vez que encuentres domicilio de manera permanente dispondrás de una semana  para registrar la dirección de tu nueva residencia alemana. Posteriormente, esta dirección alemana te será de utilidad para realizar algunos procedimientos necesarios para tu estancia en Alemania, como abrir una cuenta bancaria o tener un seguro médico. Para poder realizarlo deberás presentar el pasaporte o documento identificativo, visa (en el caso de que sea necesario) y el contrato de arrendamiento del nuevo domicilio. Einwohnermeldeamt, oficina local de registro de residencia,  estas oficinas se suelen encontrar en las instalaciones del ayuntamiento.

De otro lado tenemos la Schufa

En detalles como la existencia de la Schufa se demuestra el nivel de seguridad del país alemán. La Schufa Holding AG es una empresa privada que valora, con toda aquella información disponible sobre tu persona, la capacidad futura que tendrás de hacer frente a pagos de cualquier tipo.

Este documento se suele exigir para que la empresa o persona con la que contrates tenga la certeza de que vas a ser capaz de afrontar los pagos que se te exijan. Suele requerirse en contratos de telefonía, gimnasio, cuotas de tarjetas de crédito, etc.

Lo normal es que la empresa con la que vayas a contratar obtenga esa información directamente, ahora bien, siempre informándote previamente de su intención de hacerlo y por tanto requiriendo tu permiso. Existen otras empresas y también particulares que piden que adjuntes tu mismo el informe. Si este es el caso, te deberás dirigir tu mismo a la Schufa y requerir la información ¿ventaja? Están obligados a enviarte la información de tu capacidad económica de manera resumida